Solicitudes de arbitrajes suben fuertemente en 2019, registrando alza de casi 20%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La mayoría de los ingresos vinieron del sector de la construcción, seguido por el inmobiliario. Agro y banca son los que menos realizaron requerimientos.

Diario Financiero – Desde 2012 los arbitrajes en Chile vienen en franco crecimiento, con tasas del 12% anual, al menos en las causas que ingresan al Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago (CAM Santiago). Sin embargo, esta cifra saltó fuertemente el año pasado, superando la meta que estimaron inicialmente para el cierre del período (que era cercana los 400 ingresos).

Según el último reporte del CAM, el ejercicio anterior totalizaron 425 solicitudes nuevas de arbitrajes, esto es un 19% más en un año.

El presidente del organismo, Herman Chadwick, explica que el aumento se debe, en primer lugar, a “un factor natural, que es el paso del tiempo desde que las cláusulas comenzaron a incorporarse en la mayoría de los contratos que se celebran en Chile…Esas cláusulas ‘sembradas’ surgen efecto de manera posterior a la celebración de los contratos y eso se expresa a lo largo de los años en el incremento que vemos”.

Pero los arbitrajes no fueron el único instrumento que creció, las mediaciones también vieron un alza importante, saltando desde 20 en 2018 a 37, al cierre del año anterior.

En el balance otra de las cifras que llaman la atención es el incremento de causas atendidas por árbitros jóvenes. Si en 2018 los casos sumaban 16, en 2019 el dato llegó a 64. La razón de este crecimiento responde también a la incorporación de nuevos árbitros al CAM. En 2019 la directiva encabezada por Chadwick y Macarena Letelier, se puso como meta la incorporación de abogados más jóvenes y también una mayor participación de mujeres.

Sectores más demandados

En relación a las materias de arbitrajes, nuevamente aparece la construcción a la cabeza, con el 24,94% de los requerimientos totales, seguido por el área inmobiliaria, con el 20,71%. Por el contrario, el agro y la banca son las que menos solicitudes ingresaron, con 0,94% y 0,24%, respectivamente.

“En el área de la construcción nos encontramos con contratos de mediana o larga duración, complejos, en los que muchas veces las partes que comienzan la ejecución de los mismos no permanecen todos los años que dura la ejecución de la obra y los problemas que se suscitan no se resuelven de manera inmediata o bien presentan situaciones nuevas que no se previeron en un comienzo”, explica Chadwick.

Sobre si la desaceleración económica puede influir en una mayor demanda de arbitrajes, la autoridad de la CAM Santiago indica que “sin lugar a dudas afecta la actividad, no sólo con un mayor ingreso de causas, también vemos que las personas se acercan a preguntar, quieren saber cómo funciona una mediación o incluso quieren participar en cursos para aprender herramientas de negociación, entre otros. En tiempos complejos económica o socialmente existe como efecto el incumplimiento en contratos por diferentes razones”.

En esa línea, Chadwick añade valora el rol de la mediación y el arbitraje, ya que alrededor de la mitad de los casos, dice, terminan con acuerdo.