Gerente de Estudios de la CCS se refiere al listado de “bienes esenciales”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
George Lever indicó en entrevista a "24 AM" que la publicación del listado de bienes esenciales entrega claridad, pero la incertidumbre seguirá siendo fuerte en el comercio y en los consumidores.

Durante la mañana, las autoridades han incorporado al “Instructivo para permisos de desplazamiento”, un listado de bienes esenciales de uso doméstico que están autorizados para vender en los diversos comercios.

En este contexto, el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever indicó que la medida aún genera dudas sobre el concepto de “esencial”.

“Hay productos que no sabemos si están dentro de la norma o no. Además, la esencialidad depende de cada persona y de cada circunstancia. Por ejemplo, un televisor no es esencial, pero si se echa a perder, claramente se convierte en un elemento esencial para un hogar promedio. Por otro lado, hay muchos comercios que van a quedar fuera, por ejemplo, los que venden sólo una categoría que es clasificada como no esencial, no van poder realizar delivery, y esto va afectar principalmente al comercio más pequeño”.

En cuanto a la publicación del listado de bienes esenciales, el economista destacó que aún hay confusión e incertidumbre tanto para las empresas, pymes y los consumidores:

“Desde el día uno que ha habido una confusión casi total por esta medida, tanto para los consumidores como para los proveedores. Ahora va a haber más claridad en base a este instructivo, pero la incertidumbre seguirá siendo fuerte. Lo importante es que no sólo se trata de una mala norma, sino que además ha generado desgaste, la necesidad de los medios de comunicación de estar comunicando permanentemente sobre esta medida, la de nosotros de estar explicando y tratar de interpretar la norma en vez de estar en nuestro rol propositivo, que es lo que corresponde en esta crisis, hemos estado en un rol de defender a las empresas, empleos y consumidores de una norma que, aparentemente, va a durar 15 días (…) Deberíamos estar todos pensando cómo reducir la movilidad, cómo disminuimos los riesgos de contagio, y cómo protegemos el empleo y a los emprendedores”.

Sobre cómo esta medida ha afectado a las Pymes y MiPymes, Lever señaló que “tenemos un cálculo de 120.000 empresas afectadas, sólo comercio minoristas, lo que equivale a 600 mil trabajadores a honorarios, que evidentemente es una cantidad considerable. Nadie puede decir que una empresa puede quebrar con una medida que va a durar 15 días, pero se trata de empresas que vienen muy golpeadas desde octubre del año 2019, con caídas impresionantes durante el 2020 y ahora, con las medidas restrictivas y cuarentena, esto significa un nuevo golpe”.