fbpx

Se estabiliza crecimiento del retail global, Chile sigue liderando, aunque se desacelera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
De acuerdo al estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago, el retail global acumula una histórica alza de 14% en 2021, alcanzando su máximo en abril pasado al expandirse en un 34% en 12 meses.

De acuerdo a estadísticas oficiales recopiladas por la CCS, y después de varios meses de desaceleración, las ventas del comercio minorista a nivel global estabilizaron su tasa de crecimiento en torno a un 7% real en 12 meses en el mes de septiembre. Con ello, el retail global acumula una histórica alza de 14% en 2021, que alcanzó su máximo en abril pasado, al expandirse en un 34% en 12 meses.

A partir de ese mismo mes, Chile pasó a liderar este proceso, creciendo a tasas muy superiores al resto de los países del mundo, con avances que superaron el 60% durante 3 meses consecutivos (mayo, junio y julio). Actualmente, las ventas en nuestro país crecen a tasas en torno al 20%, las que se espera se mantengan en el último trimestre.

Entre los factores que explican el alto dinamismo global del retail destacan las bajas bases de comparación de gran parte del año pasado (-3,3% a igual fecha), la mayor liquidez de los hogares producto de los programas de apoyo fiscal, políticas monetarias expansivas y el mayor desconfinamiento de la población.

En el caso de Chile se suman elementos adicionales, como un mayor crecimiento de la movilidad luego de uno de los confinamientos más estrictos a nivel global, los masivos retiros de fondos de pensiones y un mayor esfuerzo fiscal comparado con el resto de los países.

La desaceleración observada en los últimos meses, en tanto, encuentra sus causas, entre otras cosas, en las bases de comparación más exigentes, así como la escasez de inventarios en algunas categorías, el agresivo resurgimiento de la inflación y el repunte de la demanda de servicios, que resta recursos al gasto en bienes.

Luego de Chile aparece Perú, como el segundo mercado minorista con mayor crecimiento en lo que va del año, con un acumulado de 29% a septiembre, seguido de otro sudamericano, Colombia, y Estados Unidos, ambos en torno al 20%.

China, que llegó a crecer al 34% en el primer trimestre, perdió velocidad hasta un 5% en el tercero, afectada por las mayores bases de comparación, una ralentización general de la demanda, nuevos episodios de confinamiento y mayores restricciones del gobierno que han afectado a las empresas de e-commerce. El reciente Singles Day, organizado por Alibaba, registró su menor tasa de crecimiento y la primera de un solo dígito, un 8,5%, muy por debajo del 26% registrado el año pasado. Con todo, las ventas minoristas chinas acumulan un 17% en lo que va del año, ubicándose en el quinto lugar a nivel global.

Tres de los principales mercados latinoamericanos, en tanto, se ubicaron a alguna distancia de los líderes en crecimiento: el retail mexicano creció un 8,8% en 12 meses acumulado a septiembre, levemente por sobre Argentina (8,5%), y dejando más atrás a Brasil (4,6%).

A lo largo de la pandemia, los patrones de movilidad han mostrado una alta correlación con la actividad económica y con las ventas minoristas. A septiembre de este año, un número importante de países ya ha superado los niveles de movilidad previos al inicio de la propagación del virus COVID-19.

En la mayoría de ellos, los incrementos de ventas que observamos en los últimos meses reflejan un mayor acceso al consumo en tiendas físicas. En septiembre, algunos casos como el de Chile, Estonia y Eslovenia, e incluso el de Estados Unidos, muestran niveles de ventas por encima del que sugerirían sus niveles de movilidad. Esto se debe a diversos motivos. En el caso de Chile, en particular, se explica por lo recursos extraordinarios a los que han accedido los hogares producto principalmente del fortalecimiento del IFE y de 3 retiros (hasta ahora) del 10% de los fondos previsionales.

Los aumentos registrados en las ventas minoristas alrededor del mundo, junto a las presiones de costos y de las cadenas del comercio internacional, han incidido en un ciclo coordinado de brotes inflacionarios, solo con algunas excepciones puntuales, principalmente en Asia.

De esta forma, se observa un crecimiento de la inflación desde el 3% en 2020 en Chile, al 6% en 12 meses a octubre de 2021. EEUU, en tanto, pasó del 1,2% al 4,6% en igual período, mientras que la Zona Euro subió de 0,3 a 2,1; Brasil de 3,2 a 7,4; Rusia de 3,4 a 8 y Argentina de 39 a 52 por ciento (de acuerdo a la medición oficial).

Con políticas fiscales aún activas en la mayoría de los países, un número creciente de bancos centrales ha comenzado a elevar las tasas de interés de política monetaria, iniciando un proceso de normalización inflacionaria que se espera comience a rendir frutos ya entrado el año 2022.

En medio de este escenario, las dinámicas de consumo perderán vigor en forma más significativa durante todo el próximo año, poniendo fin al ciclo súper expansivo que ha vivido el comercio minorista global en los últimos trimestres.

En Chile, por ejemplo, se prevé que el consumo privado pasará de un crecimiento del 18% este año a cerca de un 1% en 2022. Esta tendencia también se cumple en diversas previsiones para economías de todo el mundo. Dentro de la región, Argentina pasaría de un 8 a 3 por ciento, Brasil de 4 a 2, Colombia de 10 a menos de 4, México de cerca de un 7 a un 3, y Perú de un 9 a un 3 por ciento, similar a las expectativas para EEUU.

En el caso de las ventas del comercio minorista, de acuerdo a las estimaciones de la CCS, Chile cerraría este año con un crecimiento en torno al 30%, que descendería hacia tasas casi nulas en 2022, debido al término de los programas fiscales extraordinarios, el agotamiento del proceso de retiros de pensiones, las altas bases de comparación 2021 y el aumento de la inflación y sus implicancias para la política monetaria.