fbpx

Masa salarial sigue desacelerándose, crece 4,4% en noviembre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
De acuerdo con las estimaciones de la CCS, se espera que durante el primer trimestre de 2022 el crecimiento de la masa salarial mantenga su tendencia a la desaceleración, afectadas por las mejores bases de comparación y por la alta inflación, que erosionará el poder de compra de las remuneraciones nominales.

Las últimas cifras del mercado laboral reafirman el proceso de desaceleración que experimenta la masa salarial a partir de julio del año pasado. Por cuarto mes consecutivo, el indicador disminuyó su tasa crecimiento, llegando a un 4,4% en el trimestre móvil terminado en noviembre, de acuerdo a estimaciones de la CCS a partir de la información publicada por el INE. Pese a ello, este nivel sigue siendo uno de los más altos de los últimos 2 años.[1]

También según estimaciones de la CCS, la masa total de ingresos de los ocupados (que incluye asalariados y no asalariados), habría crecido poco más de un 7% en noviembre, unos 3 puntos menos que en el mes previo.

[1] La masa salarial mide la evolución de los ingresos laborales de los trabajadores asalariados, y la CCS la calcula a partir de la variación en 12 meses de las remuneraciones reales y del empleo informadas por el INE.

Cabe recordar que el ciclo reciente de alzas extraordinarias en estos indicadores corresponden en gran parte a las bajísimas bases de comparación de los meses más complejos de la pandemia.

El resultado de noviembre responde un crecimiento del 8,1% en los ocupados (después de 5 meses en 2 dígitos), junto al peor desempeño de las remuneraciones reales en al menos 10 años, con una caída del 0,9%. Esto último se vio afectado en forma crítica por las altas tasas de inflación vigentes.

Las actividades de alojamiento y servicios de comidas, duramente golpeadas durante el confinamiento, encabezan el crecimiento del empleo, con un vigoroso incremento de 45% en 12 meses, seguidas por el sector construcción (28,5%), Minería (15,6%) y Comercio (8,2%). A continuación, se ubican Salud y Asistencia Social (6%), Industria Manufacturera (5,5%) y Transporte y Almacenaje (3,3%). En el otro extremo, se observan caídas en el empleo de los sectores Financiero y Seguros (-13,9%), Enseñanza (-3,8%) y Administración Pública (-3,4%).

En este último trimestre móvil las cifras de empleo muestran una recuperación de 638 mil puestos de trabajo en 12 meses, liderada por la construcción y el comercio, con 176 mil y 125 mil puestos, respectivamente. Las actividades de alojamiento y comidas mantienen un ritmo de recuperación sólido y sostenido, registrando 118 mil nuevas ocupaciones en el trimestre móvil terminado en noviembre.

Los resultados del mes muestran un crecimiento en las remuneraciones nominales para todos los sectores de actividad. Las actividades de alojamiento y comida registran la mayor expansión (8,6%), seguidas por la construcción (8,4%), minería (8,2%), industria manufacturera (6,7%) y el comercio (5,1%).

El sector público, en tanto, registró un aumento de 1,7% en las remuneraciones nominales, corrigiendo la tendencia bajista de los últimos 7 meses.

De acuerdo con las estimaciones de la CCS, se espera que durante el primer trimestre de 2022 el crecimiento de la masa salarial mantenga su tendencia a la desaceleración, afectadas por las mejores bases de comparación y por la alta inflación, que erosionará el poder de compra de las remuneraciones nominales.