fbpx

Aumenta intención de compra de alimentos, limpieza y medicamentos, disminuye la de tecnología

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
De acuerdo al estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago, la intención de compra también aumento en el rubro de vestuario, artículos para el hogar y decoración.

Una significativa recuperación experimentó a fines de marzo la intención de compra de productos de consumo habitual, como alimentos, artículos de limpieza y medicamentos. Si bien se trata de categorías que habitualmente aumentan su consumo durante el tercer mes del año, el impulso detectado en la intención de compra quiebra la tendencia a la disminución que se observaba desde fines de 2020. En efecto, luego del fuerte aumento en la compra de alimentos, medicamentos e higiene personal que generó el inicio de la pandemia, la demanda se fue normalizando en los últimos trimestres, al tiempo que aumentó la intención de compra de bienes durables, de la mano de los retiros de fondos de pensiones y el IFE.[1]


[1] Encuesta aplicada a 316 personas a fines de marzo de 2022.

En el caso de alimentos, en marzo de 2020 la intención de compra tocó un techo de 80% (8 de cada 10 consumidores expresaba su intención de comprar alimentos en los días siguientes), que a partir de agosto de ese año disminuyó a niveles del 70%. A comienzos de este año, en tanto, el indicador cayó por debajo del 60%, pero en marzo volvió nuevamente a niveles del 70%.

Una trayectoria similar experimentó la intención de compra de artículos de limpieza e higiene personal, alcanzando un 61% en marzo, con notables 17 puntos más que a comienzos de año.

La intención de compra de vestuario, en tanto, mostró un leve repunte que la ubicó en un 16%, aún lejos del 44% anotado en noviembre, influido por el evento Black Friday y el inicio anticipado de las compras navideñas.

La propensión a consumir artículos para el hogar y decoración también experimentó un aumento, llegando a un 16% en marzo, 4 puntos más que en enero.

Distinta fue la suerte de los productos tecnológicos y de electro hogar, cuya intención de compra cayó por debajo de 10%, muy lejos del 23% que marcó a fines de 2020. El debilitamiento de este indicador se debe principalmente al ciclo de ajuste que evidencia el consumo de bienes durables en los últimos meses, luego del fuerte incremento que experimentaron a partir del primer retiro de recursos previsionales y durante gran parte del año pasado.

A nivel de género, se observa una clara mayor intención de compra por parte de mujeres en rubros como alimentación, limpieza e higiene personal, medicamentos y productos de belleza y cuidado personal.

Los hombres, en tanto, aparecen liderando categorías como artículos para el hogar, tecnología y deporte.

En cuanto a rango etario, los mayores de 55 lideran con claridad las áreas de alimentación y medicamentos, mientras que los más jóvenes aparecen más activos en vestuario y calzado.

Según grupo socioeconómico, en tanto, los segmentos de menores ingresos presentan una mayor propensión a adquirir alimentos y artículos de limpieza e higiene, mientras que los hogares de mayores ingresos lideran en intención de compra de vestuario, tecnología y electrohogar.