fbpx

Índice de Riesgo Empresarial mejoró levemente en abril

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El indicador de Riesgo de abril se ubicó en 6,49 puntos, es decir, 0,3 puntos menos que el mes previo, luego que en febrero y marzo se mantuviera en el nivel más alto desde julio del año pasado.

El Índice de Riesgo de Empresas de abril que elabora la Red Negocios de la Cámara de Comercio de Santiago[1] se ubicó en 6,49 puntos, luego de que en marzo mantuviera el nivel más alto desde julio de 2021, cuando comenzó su medición. De este modo, el indicador se ubica 1,1 puntos por sobre el promedio de 2021 y 2 puntos por encima de julio del año pasado.

Del total de empresas, solo un 3,3% presenta un riesgo superior a 50 puntos.


[1] Red Negocios es una plataforma electrónica que permite evaluar y monitorear los riesgos comerciales, financieros, laborales y tributarios, de proveedores y contratistas para facilitar la toma de decisiones en los procesos de compra.

El índice, que adopta valores entre 0 y 100 puntos, donde 0 es menor riesgo y 100 mayor riesgo, se elabora a partir de indicadores laborales (cumplimiento de obligaciones laborales y prácticas sindicales), y de morosidad (cumplimiento comercial y protestos), donde ambos componentes ponderan un 50%. La base de cálculo se construye a partir de los indicadores de más de 6 mil empresas al mes, las cuales forman parte del registro de proveedores de Red Negocios de la CCS.[1]

El indicador de Riesgo Empresarial de abril cayó levemente (-0,3 puntos), debido a que ambos componentes mostraron una mejora: la morosidad cayó 0,5 puntos, mientras que el componente laboral bajó 0,1 puntos.


[1] A partir de marzo de 2022 se incorporó un ajuste metodológico, el cual consistió en recalcular el Índice histórico con el promedio bimensual en el componente de riesgo laboral, en particular en el ítem que corresponde a cumplimiento de obligaciones laborales. Lo anterior debido a que el boletín laboral de la Dirección del Trabajo tiene un régimen de actualización bimensual y cuya fuente es considerada en los cálculos.

De esta forma, la principal mejora la mostró el indicador de morosidad, que bajó 0,5 puntos respecto de marzo, explicado principalmente por el indicador de mora comercial, que cayó 1 punto, mientras que los protestos subieron levemente, 0,1 punto respecto de marzo. Como resultado, el indicador de Riesgo en Morosidad pasó de 8,66 puntos en marzo a 8,20 puntos en abril de este año.

El indicador laboral, en tanto, experimentó una leve baja, desde 4,84 puntos en marzo a 4,77 puntos en abril, principalmente debido a la reducción en el indicador de obligaciones laborales, que bajó 0,1 punto. La otra dimensión de este ítem, que mide las prácticas sindicales, se mantuvo sin variación respecto de marzo.

Rodrigo Mujica, gerente general de Red Negocios aclaró que “la buena noticia es que bajó el indicador laboral, el primero que se mueve cuando las empresas entran en una etapa de estrechez financiera. Pese a esta baja de los 0,1 puntos, igual se mantiene muy por sobre el promedio del último trimestre de 2021, lo que sigue mostrando que la situación económica se mantiene ajustada y presentando dificultades para su desarrollo”.

Además, agregó que “el indicador que mide las morosidades bajó en 0,5 puntos respecto del mes anterior, lo que si bien confirma una mejora en la situación de las empresas está lejos de la realidad de fines del año pasado. Claramente la situación de incertidumbre local que incide directamente en el precio del dólar, y como consecuencia en el IPC, sumado al contexto de inestabilidad internacional mantiene a nuestra economía en un entorno complejo y de permanentes ajustes que dificultan el buen desarrollo de las empresas”.

A nivel de sectores de actividad, se aprecia una mejoría en torno a 0,7 puntos respecto de marzo en riesgo empresarial de la industria química, minera y de recursos naturales, de medio ambiente y de comercio, restaurantes y hoteles.

Mientras que salud y seguridad mostró un alza de 0,6 puntos y transportes, logística y comercio exterior aumentaron 0,4 puntos respecto de marzo. Cabe mencionar que esta última área mantiene el nivel más alto de riesgo, al ubicarse en 10,81 puntos en abril, lo que da cuenta de los altos costos que están enfrentando estas actividades, ante el importante aumento del precio del petróleo, el costo de los fletes y las dificultades de las cadenas de comercio internacional.

Por tamaño de empresas, se observó una mejora en el Índice de Riesgo Empresarial para el segmento de las grandes, al caer 0,5 puntos, pasando de 8,58 en marzo a 8,03 puntos en abril. Este desempeño se debió fundamentalmente a que ambos componentes mostraron una mejora. Por una parte, el indicador que mide la morosidad registró una baja de 0,8 puntos respecto de marzo, mientras que el indicador que mide las obligaciones laborales cayó 0,3 puntos respecto de marzo.

En el indicador de riesgo empresarial del grupo de microempresas también se observó una mejora, al bajar 0,4 puntos en el último mes, pasando 5,25 puntos en marzo a 4,8 puntos en abril. Este comportamiento se explicó principalmente por el descenso de 1 punto en el componente de morosidad. El indicador laboral, en tanto, subió 0,1 puntos respecto al mes anterior.

En el segmento PYME el indicador llegó a 6,13 puntos en abril, con una leve baja de 0,1 punto. El componente de morosidad explicó esta mejora, al bajar 0,1 puntos. En tanto, el componente de obligaciones laborales se mantuvo respecto de marzo.