Importaciones de consumo continúan reflejando una importante desaceleración de la demanda interna en el segundo trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Las importaciones de bienes consumo de junio continuaron mostrando la debilidad de la demanda interna, al caer un 34% en 12 meses, acumulando una contracción de 29% en el primer semestre.

Las internaciones de consumo en han venido cayendo desde fines de 2018, acentuando esta dinámica con el estallido social del 18 de octubre, lo que incidió de manera significativa en la contracción del consumo del cuarto trimestre del año pasado. En los últimos meses, esta racha negativa se intensificó con las repercusiones negativas Covid-19.

A nivel de componentes de importación, se aprecia una caída generalizada. Destaca la baja en las internaciones de automóviles, que caen un 67% respecto de junio de 2019, con lo que acumulan una disminución de 51% al primer trimestre. Estas cifras son coherentes con la baja de 45% en las ventas de automóviles nuevos en el primer semestre, según lo informado por ANAC. Otro grupo de bienes importado que ha registrado caídas consecutivas, corresponde a calzados, con una disminución de 57% en 12 meses y acumulando en el año una baja de 24%. Le sigue las internaciones de bebidas y alcoholes, que cayeron 56% anual y al primer semestre acumulan una baja de 43%.

Importaciones de Bienes de Consumo por Componentes a Junio de 2020(crecimiento nominal anual, %)





Fuente: Gerencia de Estudios de CCS, con cifras del BCCh

En general, la trayectoria de las importaciones de consumo ha seguido una tendencia sincronizada con las ventas del comercio minorista, con correcciones más severas en los últimos trimestres, frente a la necesidad manifiesta de ajustar los inventarios a las bajas ventas previas y a las complejas expectativas a futuro. Este proceso debiera continuar en el tercer trimestre, aunque con caídas a tasas decrecientes y heterogéneas entre los distintos rubros de consumo.