CCS rechaza acciones del Sernac contra empresas de comercio electrónico y pide un “mínimo de racionalidad”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La Cámara de Comercio de Santiago indica que la medida de exigir compensaciones por reclamos que representan menos del 1% de los casos y amenazar con demandas colectivas, constituye una “presión desmedida”.

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) manifestó su total rechazo a las acciones anunciadas por el Sernac en contra de algunas de las principales empresas del comercio electrónico chileno por los retrasos en parte de los despachos de productos. De acuerdo al gremio, exigir compensaciones por reclamos que representan menos del 1% de los casos y, más aún, amenazar con demandas colectivas, constituye una “presión desmedida” hacia empresas que han multiplicado sus esfuerzos por mantener el acceso al consumo de los hogares frente a un aumento nunca antes visto en la demanda por compras online.

De acuerdo al gerente general de la CCS, Carlos Soublette, la pandemia del COVID- 19 ha desviado hacia el comercio electrónico gran parte de la demanda de bienes a nivel global. Dado que las capacidades logísticas son limitadas y estaban preparadas para un flujo 3 o 4 veces menor, todos los e-commerce han enfrentado dificultades para mantener sus estándares de entrega, incluyendo a los principales players globales, sin excepción.

En nuestro país, el Ministerio de Economía ha jugado un rol clave en mantener la subsistencia de gran parte del comercio y el acceso a bienes por parte de la población, protegiendo la continuidad del comercio online en momentos en que la mayoría de las tiendas físicas han debido cerrar. Por ello resulta incomprensible que una repartición pública como el Sernac “se desentienda de este contexto y tome acciones tan extemporáneas, con total falta de tolerancia y además en forma selectiva, presionando solo a algunos actores, que si bien presentan la mayor cantidad de reclamos, son quienes realizan también la mayor cantidad de transacciones”, indicó Soublette, aclarando que el total de reclamos al que alude el Sernac “representa entre 0,3% y 0,6% de las transacciones que han realizado estas empresas durante el período, una tasa de reclamos extraordinariamente baja en los tiempos que vivimos”.

“Estamos hablando del periodo más complejo de nuestra historia reciente, en que el comercio, a través del comercio electrónico, ha hecho esfuerzos extraordinarios por mantener aprovisionada a la población. Además ha integrado a sus marketplaces a empresas pequeñas, para ayudarlas a sobrevivir, a través de la campaña Apóyame, impulsada por la CCS con la colaboración del mismo Ministerio de Economía”.

La pandemia tomó a todos por sorpresa, obviamente también al comercio, que vio cuadruplicada la demanda por compras online. “Hemos respondido utilizando todos los medios al alcance, ha sido una situación realmente extraordinaria, por lo que resaltar los incumplimientos nos parece injusto”, concluyó Carlos Soublette, haciendo un llamado a aplicar un “mínimo de racionalidad” y empatía hacia la situación que vive el país.