fbpx

Menos productos de primera necesidad y más ahorro e inversión en potencial gasto del segundo retiro del 10%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Según la encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y Kawesqar, destaca que el 16% de los consultados planea invertir en un emprendimiento personal y el 15% prefiere destinar el retiro a un instrumento de ahorro.

De acuerdo a lo declarado por los consumidores en una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y Kawesqar, frente a un eventual segundo retiro de fondos previsionales aparecen algunos cambios relevantes en la intención de gasto, con un aumento importante en los destinos asociados a ahorro, inversión y emprendimiento, en desmedro de la compra de alimentos y productos de primera necesidad.

Si bien estos últimos continúan siendo los más mencionados, la proporción de consumidores que piensa destinar una parte de los recursos a esta categoría disminuyó del 51% al 44%. También disminuyó de forma significativa la intención de pago de cuentas de servicios básicos, de 29% a 25%. En ambos casos se intuye que el alivio financiero que supuso el primer retiro de fondos ha disminuido la presión sobre los gastos de primera necesidad, considerando además los contextos temporales en que se dan las dos iniciativas: la primera, cercana a los momentos más complejos de la crisis, mientras que la segunda ocurre en un escenario de progresivo desconfinamiento, con reapertura de actividades productivas y ocupaciones laborales.

El pago de préstamos se mantuvo entre los destinos de los fondos más mencionados, subiendo incluso 2 puntos, hasta un 30% de los encuestados, lo que sugiere un interés por estar al día en las cuotas crediticias durante diciembre y la necesidad de aliviar la situación de endeudamiento de los hogares luego de los meses más duros de la crisis.

La intención de compra de bienes durables y semi durables muestra una leve disminución, congruente con la fuerte incidencia que tuvo este tipo de bienes dentro del gasto del primer retiro, que permitió actualizar parte del equipamiento de los hogares. La intención de compra de estos bienes disminuyó de 19% a 18%, mientras que la de vestuario y calzado bajó de un 16% a un 14% y automóviles se mantuvo en 6%. La inversión en arreglos y mejoramiento de hogar, en tanto, se mantuvo en el 16% de las menciones de consumidores.

Entre los resultados más interesantes se observa un significativo aumento de 11% a 16% en la intención de invertir en un emprendimiento o negocio, y de un 11% a un 15% en instrumentos de ahorro. Estos resultados son positivos, ya que se trata prácticamente de los únicos usos entre los mencionados que son coherentes con el destino original de los fondos utilizados, es decir, contribuir a los ingresos futuros de los trabajadores o cotizantes.

De cualquier forma, tanto estos resultados como los relacionados a los gastos de primera necesidad debieran estar influidos también por el perfil de los cotizantes que efectuarán el segundo retiro, ya que, dependiendo de la formulación final del proyecto, es muy probable que aumente la participación de los quintiles de más altos ingresos, con mayor propensión al ahorro.