fbpx

Propuestas de la CCS para el funcionamiento del Comercio en Fase 2

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Debido al retroceso de todas las comunas de la Región Metropolitana en el plan "Paso a Paso" y a una posible segunda ola de contagios del Covid-19, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) propone algunas medidas destinadas a minimizar el daño en el sector y en el empleo.

A nueve meses del inicio de los contagios por COVID-19 en el país, se ha acumulado experiencia valiosa en términos de comportamiento epidemiológico del virus, efectividad de las políticas y medidas de contención, su impacto económico y en el empleo, comportamiento de la población en materia de movilidad, hábitos y autocuidado.

La expectativa razonable es que las medidas de contención, sobre todo aquellas que restringen la movilidad de las personas, vayan incorporando estos aprendizajes en forma dinámica, de modo de maximizar el impacto de dichas medidas sobre el combate a la propagación del virus, y a minimizar el daño en las personas, en el empleo y en las actividades económicas en general.

Esto es particularmente relevante si se considera que la experiencia acumulada no muestra una correlación sólida entre la severidad de las medidas y el número de nuevos casos, al contrario de lo que ocurre con la actividad económica, donde no cabe duda que las medidas de contención han provocado una recesión económica y pérdidas de empleos sin precedentes.

El paso de todas las comunas de la RM a fase 2, no parece ser consistente con el proceso de aprendizaje señalado, si bien algunas excepciones gestionadas por el Ministerio de Economía al menos dan cuenta de una preocupación por contribuir a la contención del enorme daño económico de las restricciones al comercio.

Siguiendo esta línea, la Cámara de Comercio de Santiago considera necesario incorporar las siguientes propuestas destinadas a minimizar el daño en el sector y en el empleo:

  • Debido a que los principales vectores de propagación ocurren en reuniones sociales, sin cumplimiento de protocolos, y en los puntos de aglomeración de personas en la vía pública, por ejemplo en torno al comercio informal, la CCS propone concentrar los esfuerzos de contención, incluyendo la fiscalización, en estas actividades, como una forma dirigida de combatir de manera efectiva los contagios.

  • Es indispensable ampliar los aforos del comercio establecido, manteniendo al menos 50% de capacidad en tienda y distanciamiento de 1 persona cada 5 metros cuadrados. Si estos aforos se reducen a la mitad, sumado al cierre forzado en fin de semana, las aglomeraciones en las afueras del comercio establecido y en el comercio informal aumentarán a niveles que comprometen seriamente los objetivos de contención de la autoridad sanitaria.

  • Permitir la apertura de todo el comercio formal durante los fines de semana, estableciendo permisos especiales para que los consumidores puedan concurrir de forma ordenada a realizar sus compras navideñas a los distintos establecimientos.

  • Retrasar la hora de inicio del toque de queda, al menos hasta la 1:00 AM, de modo de ampliar los horarios de atención del comercio durante la semana, aplanando la sobrecarga de la demanda que se producirá inevitablemente en las próximas semanas.