fbpx

Estudio CCS: 54% de los desempleados está desarrollando actividades alternativas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
De acuerdo al estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), las actividades más desarrolladas son la venta de alimentos y el reparto de productos comprados online en formato delivery.

Una de las áreas más golpeadas por el complejo año que termina ha sido el mercado del trabajo. En su momento más crítico (el trimestre móvil terminado en julio), se llegaron a perder más de dos millones de empleos, generando un profundo desbalance financiero en los hogares. Ante ello, quienes han quedado sin empleo han buscado actividades alternativas para generar ingresos, en muchos casos de tipo informal. Pero quienes mantienen su trabajo también se han visto en la necesidad de buscar fuentes adicionales de recursos para hacer frente a la contingencia.

Así lo comprueba un estudio de la CCS, basado en encuestas mensuales a consumidores, según el cual el 54% de los desempleados y el 46% de quienes tienen trabajo se encuentran en esta situación en diciembre, alrededor de 10 puntos porcentuales mayor, en ambos casos, que sus respectivos registros de julio de 2020. En su conjunto, estas cifras involucran aproximadamente a 4 millones de personas.

Entre las actividades desarrolladas en esta condición, destaca la venta de alimentos, con un 28% de los encuestados, seguida con un 25% por el reparto de productos comprados online en formato delivery, que ha tenido un despegue explosivo en 2020. A más distancia se ubica la venta de accesorios (19%) y de productos de decoración (17%). Luego aparecen las actividades de asesoría, con un 15%, para completar la lista con más actividades de comercio de bienes: artículos de higiene (15%), vestuario (11%), muebles (11%), accesorios para mascotas (10%) y calzado (8%). Por factores estacionales, en diciembre se aprecia un aumento en las actividades de venta vestuario, calzado y accesorios, todos con mayor demanda debido a la temporada navideña.

En aquellos casos en que el móvil de la actividad es la venta, la mayoría de los encuestados utiliza canales online y solo un 18% declara hacerlo en formato físico. Un 64% utiliza redes sociales, como Instagram y Facebook, y un 51% vende por Whatsapp. Estos son, por lejos, los canales favoritos. A gran distancia aparece la venta a través de un sitio web de comercio electrónico (20%) y de marketplaces (18%), opciones ambas más formales y especializadas de comercialización.

Durante los meses que siguen, cobra gran relevancia mantener un monitoreo estrecho de este fenómeno, ya que de acuerdo a nuestra percepción la economía no será capaz de generar empleos remunerados suficientes para absorver la gran cantidad de puestos perdidos, por lo que se vuelve crítico incentivar y facilitar la creación y formalización de autoempleo de calidad.