Gremios presentan al gobierno ocho medidas para la reapertura del comercio, turismo y servicios presenciales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
De acuerdo con la CCS, impulsora de la iniciativa, a más de un año del inicio de la pandemia es necesario mostrar aprendizajes en la prevención y manejo del contagio.

El presidente de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Peter Hill, presentó ante el Comité Público Privado -que lidera el ministro de Economía, Lucas Palacios- una serie de propuestas que surgieron de la mesa de trabajo creada por la CCS en conjunto con diez gremios para la reapertura del comercio, turismo y servicios presenciales. 

El documento destaca que los sectores ligados a la economía presencial han sido duramente golpeados por la crisis del COVID-19, muchos de ellos sin haber podido operar durante la mayor parte del último año, con violentas caídas en actividad, destrucción de empleo y desaparición de empresas.

Se trata, además, de actividades fáciles de trazar, donde la distancia social puede darse de manera natural, y la emisión de aerosoles aparece mitigada por las altas tasas de ventilación con la que es posible operar.

“Si bien las empresas del sector empatizan totalmente con la tarea primordial de proteger la salud de las personas y se ponen al servicio de ella, consideran que, en muchos casos, el daño que han recibido es desproporcionado, fundamentalmente por la adopción de restricciones sin base científica ni técnica, que no han obtenido los resultados sanitarios buscados, pero que han dañado gravemente al sector y su supervivencia”, sostiene el documento.

Lecciones aprendidas

De acuerdo con la CCS, a más de un año del inicio de la pandemia, es necesario mostrar aprendizajes en la prevención y manejo del contagio, ya que, si bien se ha acumulado experiencia y conocimiento práctico, científico, sanitario, económico y social, las medidas siguen siendo básicamente las mismas: cuarentenas, restricciones a la movilidad, aforos y discriminación entre actividades consideradas esenciales y no esenciales.

Dentro de los aprendizajes acumulados, los gremios mencionan factores como:

  • El creciente consenso acerca de que la transmisión por aerosoles es relevante y explicaría la mayor parte de los contagios.
  • Restringir actividades al aire libre es una medida poco efectiva para contener contagios.
  • Disminuir aforos en actividades formales sin base científica ni técnica incrementa más que proporcionalmente las aglomeraciones y riesgos en actividades informales e ilícitas, fomentando vectores de contagio innecesarios.

Las ocho propuestas presentadas

1. Implementar una norma de concentración de CO2 para todos los espacios cerrados, con límite máximo y medición visible. Reemplazar las restricciones de aforos por distanciamiento mínimo (1,5 mt), concentración de CO2 máxima (700 ppm) y correcto uso de mascarillas.      

En este punto, la CCS destacó el trabajo realizado por uno de los gremios participantes en la Mesa de Reapertura, la Asociación de Eventos de Chile (ASEVECH), que ha desplegado un gran esfuerzo por promover el uso de estas medidas y se encuentra realizando un estudio dirigido por científicos y expertos en aerosoles de la Universidad Católica de Chile, para investigar cómo grandes recintos pueden aforar con seguridad a personas sin producir contagio, de manera efectiva, manteniendo la ventilación y la baja concentración de CO2.

2. Implementar modelos de trazabilidad que permitan facilitar el acceso de personas de bajo riesgo (con PCR negativos, sin exposición reciente a contagio o vacunados), a actividades de servicios presenciales (Pasaporte COVID digital), especialmente en aquellos rubros que por su naturaleza son más fáciles de trazar.

Esta medida, en la que ha trabajado otro miembro de la Mesa, la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec), permitirá entregar oxígeno a un sector que ha sufrido con particular violencia los embates de esta crisis, al tiempo de mejorar sustantivamente las medidas de prevención de contagio por parte de las autoridades.


3. Promover –en lugar de restringir- el encuentro de personas en espacios abiertos, que, con las medidas necesarias, presentan bajo riesgo de contagio y fomentan la salud física y mental.

4. Permitir –en lugar de prohibir- el funcionamiento de actividades en espacios cerrados controlados, bien ventilados y seguros, de manera de desincentivar las actividades en espacios cerrados informales, de alto riesgo y sin medidas de protección.

5. Permitir el funcionamiento de actividades presenciales que dispongan test rápidos (de efectividad equivalente a PCR) y que permitan solo el ingreso de personas con resultado de test negativo.

6. Privilegiar la vacunación de trabajadores que atienden público en períodos prolongados en espacios cerrados, como el comercio y los servicios presenciales.

7. Privilegiar la vacunación en segmentos de menores ingresos, donde existen altos índices de hacinamiento y menores recursos para la prevención.

8. En el proceso de toma de decisiones de medidas sanitarias que afecten a la actividad económica y al empleo se debería incluir como norma la consulta a las autoridades públicas de las carteras involucradas, de modo de evitar la incertidumbre y los daños innecesarios que han provocado muchas de ellas.

Sobre la Mesa de Trabajo de Reapertura impulsada por la CCS: Las instituciones que componen la mesa de trabajo de la CCS son: la Asociación Chilena de Empresas de Turismo A.G (ACHET); la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR); la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga); Asociación de Gimnasios de Chile; la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec); Asociación de Eventos de Chile (Asevech Chile); Asociación Gremial Industria Musical Electrónica Independiente de Chile (IMECHILE); Asociación Gremial Industria Musical Independiente de Chile, (IMICHILE); la Asociación Gremial de Trabajadores de las Artes y Espectáculos (AGTAE); y la Cámara de Exhibidores Multisalas de Chile A.G.