fbpx

Cámara de Comercio de Santiago y Municipalidad de Peñalolén promueven el reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Nuestro país es el que más genera este tipo de residuos por habitante en América Latina (9,9 kg) superior al promedio mundial de 7,3 kg por persona. En 2019 se produjeron 54 millones de toneladas de estos desechos en el mundo, y se proyecta que esta cifra aumentará a un ritmo de 4% anual.

Este sábado se reunieron la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, y el gerente General de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Carlos Soublette, para dar a conocer la implementación de la iniciativa TRAEE (Transformación de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) en la comuna.

En esta campaña fueron habilitados cuatro puntos de reciclaje para este tipo de residuos, mientras que para artefactos de mayor tamaño se dispuso la alternativa de retiros domiciliarios. De esta manera, se espera internalizar la próxima fase de la Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor), la que realza la importancia de la gestión de residuos específicos, así como su recuperación y valorización.

“Es muy difícil reciclar este tipo de productos de manera habitual porque la mayoría de los puntos limpios no reciben aparatos electrónicos, por lo tanto, hay que aprovechar estas oportunidades. Nosotros como municipio vamos a tratar de hacer estas jornadas unas tres o cuatro veces al año para que nuestras vecinas y vecinos puedan ir acumulando estos aparatos y así, cuando se produzcan estas jornadas, los puedan reciclar y no terminen siendo basura. Es importante destacar que nuestra estrategia se apoya, en gran medida, en recicladores de base, quienes cumplen un rol muy relevante al recolectar residuos sólidos domiciliarios y mediar en la reutilización de aparatos en desuso, pero en buen estado. Así, buscamos cuidar el medio ambiente potenciando, al mismo tiempo, la economía comunal y familiar de las y los recicladores peñalolinos”, señaló la alcaldesa de Peñalolén Carolina Leitao.    

Según el Global E-Waste Monitor 2020 elaborado por la ONU, los residuos eléctricos y electrónicos (RAEE) son el tipo de desechos que crece a mayor tasa en el mundo, y tan sólo en 2019 se generaron alrededor de 54 millones de toneladas de ellos a nivel mundial, proyectándose un 4% de crecimiento anual, especialmente en el actual contexto de pandemia. En el caso de Chile, somos el país que genera más RAEE por habitante en Latinoamérica: 9,9 kilos, superando el promedio mundial de 7,3 kg.

“Esta negativa cifra no sólo conlleva una gran responsabilidad, sino que también rescatamos de ella un potente incentivo para que estos recursos sean gestionados adecuadamente. De esta forma, es posible promover la obtención de nuevos medios de subsistencia, crear nuevos empleos, entregar mayor acceso a la tecnología y propiciar la transferencia de conocimientos y competencias en la materia”, mencionó el gerente general de la CCS Carlos Soublette.

Sobre TRAEE

TRAEE tiene su origen en el Acuerdo de Producción Limpia (APL) firmado en 2019 al que han adherido 19 empresas productoras e importadoras de aparatos eléctricos y electrónicos, las que abarcan más del 40% del mercado.

Después de las campañas realizadas en Vitacura el 7 y 13 de agosto, la de Peñalolén sería la segunda de una serie de recolecciones que se desplegarán también en otras comunas piloto, Puente Alto y Renca, que se llevarán a cabo entre agosto y noviembre.