fbpx

Comité de Asuntos Corporativos de la CCS se reunió con Ministro Bellolio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El Secretario General de Gobierno, Jaime Bellolio, abordó la contingencia política y los principales desafíos del actual Gobierno en los últimos tres meses de su gestión.

El Comité de Asuntos Corporativos invitó al ministro Secretario General de Gobierno, Jaime Bellolio, encuentro que tuvo como finalidad conversar sobre la contingencia política y los principales desafíos del actual Gobierno en los últimos tres meses de su gestión, apostando en poder avanzar en algunos proyectos emblemáticos.

El contenido de su presentación la desarrolló en base a más de setenta conversaciones con representantes de diferentes tendencias políticas y el análisis de nueve libros que se refieren al momento político de Chile en los últimos dos años, además de estudios semióticos y etnográficos.

En su análisis de la situación país, explica que hay una radicalización, pero también una desafiliación a los partidos políticos tradicionales, además de la instalación de una cultura de la confrontación como dinámica de relacionamiento social.

De acuerdo con su análisis, estima que solo las elecciones y la pandemia permitieron alejar a la gente de las manifestaciones, existiendo una evolución donde se pasa desde la proyección social a la familiar, convirtiendo la casa en un refugio para las personas, quienes empiezan a priorizar lo que se puede controlar. Además, lo individual está por sobre lo colectivo, dándole mayor importancia al: trabajo, salud, educación y seguridad.

Al analizar la primera vuelta de las elecciones presidenciales y parlamentarias, señaló que se acabó la política como la entendíamos, la cual se debe revindicar y revalorizar como mediadora ante los conflictos y entenderla como una actividad necesaria, ya que “su desprestigio para enlodar al rival sólo potencia el discurso antipolítico”.

Finalmente destacó la importancia de pasar de las ideologías a las causas, ya que “la nueva política no se basa en doctrinas omnicomprensivas, sino en la movilización en torno a causas concretas”.