fbpx

Estudio Red Negocios CCS: Nuevo aumento del riesgo empresarial en noviembre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Si bien los indicadores laborales mejoraron respecto a los meses anteriores, el riesgo de morosidad volvió a aumentar, llevando el índice general desde 5,51 a 5,59 puntos en una escala donde 100 puntos representa un nivel de riesgo máximo.

Por segundo mes consecutivo el Índice de Riesgo de Empresas que elabora Red Negocios de la Cámara de Comercio de Santiago[1] mostró un leve incremento, al pasar de 5,51 puntos en octubre a 5,59 entre octubre y noviembre. Respecto de septiembre, este indicador acumuló un alza de 0,7 puntos.

Esta alza tiene su origen en un aumento del riesgo de morosidad comercial, la que, si bien se mantiene en rangos acotados, deberá ser monitoreada de cerca en los próximos meses, considerando las recientes alzas de tasas de interés. Como contrapartida, el aumento de la movilidad e ingresos ha permitido una mayor actividad económica en beneficio de las empresas en general.

El índice, que adopta valores entre 0 y 100 puntos (siendo 0 la ausencia de riesgo y 100 el máximo posible), se construye a partir de indicadores de riesgo laboral (cumplimiento de obligaciones laborales y prácticas sindicales), y de morosidad (cumplimiento comercial y protestos). La base de cálculo se construye a partir de los indicadores de más de 5 mil empresas al mes, las cuales forman parte del registro de proveedores de Red Negocios.


[1] Red Negocios es una plataforma electrónica que permite evaluar y monitorear los riesgos comerciales, financieros, laborales y tributarios, de proveedores y contratistas para facilitar la toma de decisiones en los procesos de compra.

Como se indicó, el alza de este indicador en noviembre se debió básicamente a un incremento en el riesgo de morosidad, principalmente comercial, mientras que los indicadores de riesgo laboral mostraron, por el contrario, una mejoría.

En efecto, tanto los indicadores de cumplimento de obligaciones laborales como la observancia de buenas prácticas sindicales permitieron una disminución de casi 0,2 puntos en el riesgo laboral, una buena noticia que acompaña la recuperación del empleo después de los períodos más críticos de la pandemia.

El riesgo de morosidad, en cambio, aumentó 0,3 durante noviembre, pese a que los índices de protestos disminuyeron. Ello, porque el riesgo de morosidad comercial subió 0,7 puntos en noviembre. A nivel de sectores de actividad, 3 rubros mostraron incrementos superiores a un punto base: logística y transporte, comercio y publicidad, marketing y medios.

Otros 7 sectores, en cambio, mostraron retrocesos en su índice de riesgo: educación y cultura, medio ambiente, industria química y de recursos comerciales, industria, servicios, construcción y salud.

Por tamaño de empresa, el segmento micro muestra el mayor aumento de riesgo, de 3,4 a 3,8 puntos, mientras que las medianas empresas suben más moderadamente hasta 5,7 puntos. Las grandes empresas, en cambio, muestran una disminución en su índice de riesgo, de 6,5 a 6,2 puntos, pero aún por encima de los registros de julio y septiembre.

Más allá de las variaciones que registra el índice en los últimos meses, destacan los bajos niveles de riesgo que presenta en general el promedio de empresas, en torno a los 5 puntos en la escala de 0 a 100.

En adelante, si bien el aumento en la movilidad tendrá un impacto favorable en los ingresos y liquidez de las empresas, el endurecimiento en la política monetaria tendrá como contrapartida un factor de tensión, sobre todo en los indicadores de morosidad.