fbpx

Masa salarial creció 3,8% en 2021, recuperando parte de lo perdido el primer año de pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El estudio realizado por la CCS, destaca que las actividades de alojamiento y servicios de comidas, duramente golpeadas durante el confinamiento, encabezaron el crecimiento del empleo en diciembre, seguidas por el sector construcción, minería y el comercio.

Luego de 4 meses en desaceleración, la masa salarial mostró una leve recuperación en su tasa de crecimiento, al avanzar en un 4,8% en el trimestre móvil terminado en diciembre de 2021, 3 décimas por sobre el período previo. Lo anterior de acuerdo a estimaciones de la CCS a partir de cifras del INE[1].

Con estos resultados, el año cerró con un crecimiento promedio del 3,8% en el indicador, recuperando parte de la caída de 6,5% experimentada en 2020, cuando se verificaron los mayores daños sobre el mercado laboral causados por la pandemia.

La masa total de ingresos de los ocupados (que incluye asalariados y no asalariados), habría crecido en torno a 7,7% en diciembre, superando en medio punto porcentual la cifra del mes anterior.


[1] La masa salarial mide la evolución de los ingresos laborales de los trabajadores asalariados, y la CCS la calcula a partir de la variación en 12 meses de las remuneraciones reales y del empleo informadas por el INE.

Las elevadas tasas de inflación del segundo semestre atentaron contra la recuperación de los salarios reales, anulando el poder adquisitivo de los fuertes crecimientos nominales de las remuneraciones. En diciembre, por ejemplo, las remuneraciones nominales crecieron un expansivo 6,8% en 12 meses, su tasa más alta desde marzo de 2015, pese a lo cual las remuneraciones reales cayeron un 0,4%, que se suma a una contracción del 0,8% en noviembre.

Para el año 2021, en tanto, el cierre marcó un crecimiento anual del 5,6% en los salarios nominales y del 1,1% en los reales.

A nivel sectorial, y en términos nominales, las actividades de alojamiento y servicios de comidas, duramente golpeadas durante el confinamiento, encabezaron el crecimiento del empleo en diciembre, con un 30,9% en 12 meses, seguidas por el sector construcción (22%), minería (19,8%) y el comercio (8,5%). A continuación se ubicaron la industria manufacturera (10,1%), salud y asistencia social (6,6%) y transporte y almacenaje (5%). En el otro extremo, se observan caídas en el empleo de los sectores financiero y seguros (-3,1%), enseñanza (-1,5%) y en la administración pública (-6,4%).

En este último trimestre móvil las cifras de empleo muestran una recuperación de 645 mil puestos de trabajo en 12 meses, liderada por la construcción y el comercio, con 145 mil y 131 mil ocupaciones, respectivamente. Las actividades de alojamiento y comidas mantienen su tendencia de crecimiento sostenido, registrando 87 mil nuevas ocupaciones en el trimestre móvil terminado en diciembre.

Los resultados del mes muestran un crecimiento en las remuneraciones nominales para todos los sectores de actividad. Las actividades de alojamiento y comida registran la mayor expansión (9,6%), seguidas por la construcción (9,2%), transportes y almacenamientos junto a minería, ambos con 7,9%, el comercio (6,8%) y la industria manufacturera (6,6%).

El sector público, en tanto, registró un aumento de 5,7% en sus remuneraciones en diciembre, siendo este su mayor crecimiento en 4 años.

De acuerdo con las estimaciones de la CCS, se espera que durante el primer trimestre de 2022 el crecimiento de la masa salarial se estabilice en torno a las cifras recientes, con bases de comparación aún bajas, que tenderán a normalizarse a partir de mayo. Los altos niveles que mantiene la inflación seguirán minando la capacidad de fortalecer este proceso, por lo que el crecimiento del número de ocupados seguirá siendo la principal fuerza a favor de la masa salarial total.