fbpx

Después de alcanzar máximos históricos en febrero, comienzan a disminuir los costos de transporte de las importaciones chilenas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Según el estudio realizado por la CCS, indica que el costo del flete marítimo de nuestras importaciones llegó a un máximo histórico de US$ 448 por tonelada de carga general, retrocediendo a US$ 394 por tonelada en marzo y a US$ 352 en abril.

El histórico aumento en los costos del transporte marítimo ha sido uno de los impactos más dañinos para el comercio internacional de la pandemia del Coronavirus. Su transmisión a las cadenas de costos se ha convertido en un factor inflacionario global.

En los últimos meses, no obstante, se aprecia una tendencia a la baja, la que de cualquier forma mantiene los costos más de cinco veces por sobre sus registros previos.

En el caso de Chile, el peak de tarifas de acuerdo al Portal Comex CCS se alcanzó en febrero de este año, en que el costo del flete marítimo de nuestras importaciones llegó a un máximo histórico de US$ 448 por tonelada de carga general. A partir de entonces el costo retrocedió a US$ 394 por tonelada en marzo y a US$ 352 en abril. Este nivel multiplica por 5 veces los costos vigentes al inicio de la pandemia, en marzo de 2020, en que se encontraba en US$ 88 por tonelada, y triplica los US$ 119 observados un año atrás, en abril de 2021. Si se considera el máximo de febrero, los costos llegaron a multiplicarse por 6.

La tendencia a la baja de los costos en los dos últimos meses es explicada fundamentalmente por la caída en los valores de los servicios de transporte de los productos importados desde Asia, cuyo precio promedio de fletes situó en los US$ 482 por tonelada de carga general en abril, un 20% menor a marzo y un 30% por debajo del máximo de US$ 692 alcanzado en febrero del presente año.

Similar tendencia se observó en la carga frigorizada de importación por vía marítima, cuyos fletes promedio retrocedieron en los dos últimos meses, llegando a US$ 202 por tonelada en abril, después de haber registrado US$ 206 en marzo y US $230 en febrero. Estos precios, sin embargo, triplican los de marzo de 2020 y duplican los de hace un año atrás.

Respecto de los orígenes de la carga de importación por vía marítima, en los primeros cuatro meses de este año casi un 20% del tonelaje provino de productos adquiridos en China, un 18% de EE.UU. y un 17% desde Brasil. Más atrás les siguen Colombia, con un 7%, y Argentina, con un 4% de las toneladas de importación por vía marítima.

Fletes de Importaciones por Vía Aérea

Los precios de los servicios de transporte de carga general de productos importados por vía aérea también cayeron en el mes de abril, situándose en US$ 5.711, un 7% por debajo del mes anterior, pero un 20% por encima de abril del año pasado.

En el caso de la carga aérea frigorizada, el costo de transporte aéreo alcanzó US$ 10.673 en abril, un 9% por debajo del de marzo, con un avance en 12 meses 17%.

Desde el inicio de la pandemia, el costo de la carga aérea general ha aumentado un 166%, mientras que el de la frigorizada se ha triplicado.

Fletes de Importaciones por Vía Carretera

En el caso de la carga por vía terrestre se observan tendencias contrapuestas. Mientras el costo de la carga frigorizada y a granel registraron aumentos en abril, en carga general se produjo un descenso, de US$ 165 a US$ 159 por tonelada.

El transporte por carretera ha sido el menos afectado por la situación crítica de la logística del comercio internacional, con incrementos entre un 100 y 120 por ciento en sus tarifas desde el inicio de la pandemia, lo que de cualquier forma constituye un episodio histórico en los costos.

Los datos recogidos por la CCS muestran además que en los primeros cuatro meses del presente año prácticamente el 88% del tonelaje transportado por compras de productos desde el exterior utilizó la vía marítima, casi 30 millones de toneladas, mientras que el modo carretero transportó el 9% del volumen importado (alrededor de 3 millones de toneladas). La vía aérea, por su parte, explicó apenas el 1% de la carga transportada de importación, con 170 mil toneladas.

La tendencia a la reducción de costos luego de los históricos incrementos debiera continuar durante los próximos meses, en la medida en que lentamente se van normalizando las cadenas logísticas globales, si bien persisten factores de presión que impiden que la velocidad del proceso de normalización sea más rápida.