fbpx

Masa salarial creció 6,8% en mayo, pero se espera desaceleración en los próximos meses

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) destaca que el sector de alojamiento y comidas mantiene el primer lugar de crecimiento, seguido de la minería y el comercio.

De acuerdo con las estimaciones de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) a partir de las últimas cifras sobre el mercado laboral entregadas por el INE, la masa salarial anotó un crecimiento de 6,8% en mayo, superando en 0,3 puntos el registro de abril. Lo anterior, pese a una nueva caída en las remuneraciones reales (-1,8%), y de la mano de una expansión del 8,8% en el empleo asalariado en los últimos 12 meses.[1]


[1].- La masa salarial mide la evolución de los ingresos laborales de los trabajadores asalariados, y la CCS la calcula a partir de la variación en 12 meses de las remuneraciones reales y del empleo informadas por el INE.

La inflación sigue siendo un factor determinante en la contracción de las remuneraciones reales, a pesar de que el crecimiento anual de las remuneraciones nominales ya se aproxima a los dos dígitos (9,6%).

El empleo, el otro factor que determina la masa salarial, muestra crecimientos importantes en 12 meses, registrando una expansión de 10,2% en el caso de los ocupados totales y de 8,8% en el empleo asalariado. La masa total de ingresos de los ocupados, que incluye también a los no asalariados, habría anotado un crecimiento importante, cercano a 8,1% en mayo, superando en 1,5 puntos porcentuales el registro de abril. Aplicando la misma metodología al empleo no asalariado, se estima que la masa salarial de este segmento anota un crecimiento de más de 4 puntos respecto al mes anterior alcanzando 11,6% en mayo. Este resultado se debe a un significativo aumento en el empleo no asalariado.

Al analizar el comportamiento del empleo por ramas de actividad económica, se observa que el sector de alojamiento y comidas mantiene el primer lugar de crecimiento, con un aumento de 34,6%, seguido de la minería (21,4%) y el comercio (13,2%).  A continuación se ubican salud y asistencia social (13%), Transporte y Almacenamiento (9,9%), e Industria manufacturera (7,7%).

Respecto a las remuneraciones nominales, los mayores incrementos se dieron en el comercio (12,3%), alojamiento y comidas (12,1%), industria manufacturera (10,9%) y minería (10,3%). El menor crecimiento se presenta, en tanto, en los sectores construcción (8,2%) y enseñanza (8,1%), los que en términos reales, debido a la inflación, se contraen.

En el sector público, en tanto, las remuneraciones crecieron un 5,5% nominal anual, mientras que el número de funcionarios se contrajo en un 3,3% en 12 meses, una cifra 0,96 puntos mayor a lo registrado en abril de 2022.

En el sector público, en tanto, las remuneraciones crecieron un 5,5% nominal anual, mientras que el número de funcionarios se contrajo en un 3,3% en 12 meses, una cifra 0,96 puntos mayor a lo registrado en abril de 2022.

Para los próximos meses esperamos el inicio de un ciclo desfavorable para la masa salarial, debido a la mantención de altos niveles inflacionarios que seguirán erosionando los salarios reales y a bases de comparación más altas en materia de empleo, que restarán parte importante de la dinámica exhibida por el mercado laboral en los últimos meses.