fbpx

CCS y Segpres sostienen encuentro con sector privado para avanzar en agenda nacional de integridad pública

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La instancia participativa estuvo a cargo de la Comisión Asesora Presidencial para la Integridad Pública y Transparencia y la Cámara de Comercio de Santiago, entidad que preside la Alianza Anticorrupción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC).

Más de 50 empresarios se reunieron este jueves en una jornada de trabajo organizada por la Comisión Asesora Presidencial para la Integridad Pública y Transparencia (CIPyT), dependiente del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, y la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

El objetivo del encuentro, que se realizó de manera híbrida para contar con representantes de regiones y así reflejar la realidad de los territorios, era generar un espacio de diálogo y participación para avanzar en el proceso de co-creación de la Estrategia Nacional de Integridad Pública, anunciada por el Presidente Gabriel Boric.

La Subsecretaria General de la Presidencia y presidenta de la Comisión de Integridad Pública y Transparencia, Macarena Lobos Palacios, en sus palabras de bienvenida agradeció la disposición de los empresarios y emprendedores de formar parte de esta iniciativa de reflexión y afirmó que “el problema de la corrupción es un fenómeno transversal, que afecta tanto al sector público como al privado, por lo que cualquier iniciativa que Chile desarrolle para combatirla, requiere incluir a toda la sociedad, y un
actor importante en ella son los emprendedores y las empresas”.

En cuanto a los desafíos específicos para este sector, sostuvo que “para apoyar la integridad pública en las empresas no sólo se requiere que exista una legislación adecuada, sino que, además, una conducta empresarial responsable, con protección de los derechos humanos, del medioambiente y de los intereses de los consumidores, y la garantía de que se apliquen las normas laborales internacionales, las normas fiscales y las estructuras de gobernanza empresarial, es decir, que las empresas ejerzan una
influencia responsable”.

En tanto, la presidenta de la CCS, María Teresa Vial, aseguró que “como gremio queremos apoyar en lo que sea necesario la construcción de una adecuada estrategia nacional de integridad, porque estamos convencidos que las empresas no sólo tienen el deber de combatir la corrupción y aplicar medidas estrictas en esta materia, sino que también existen diversas experiencias e iniciativas que desde el mundo privado pueden ser compartidas con todos los actores y la sociedad”.

La dirigente gremial agregó que “queremos que los privados sean entidades activas en materia anticorrupción en un trabajo mancomunado con el mundo público a nivel nacional, regional y local, para ubicar al país como referente, de un exigente estándar para lograr y mantener una posición de prestigio de nuestra integridad a nivel internacional”.

Por último, Valeria Lübbert, Secretaria Ejecutiva de la CIPyT, entidad a cargo de la elaboración de la Estrategia Nacional de Integridad Pública, explicó que ésta comprende todos los niveles del Estado, y abarca cinco ejes temáticos: Transparencia, Recursos Públicos, Función Pública, Política y Sector Privado.

“En cada uno de estos ejes hemos generado estos espacios de conversación, como el que tuvimos hoy en la Cámara de Comercio de Santiago, donde desarrollamos un diálogo franco respecto a los desafíos que tenemos para combatir actos de corrupción en el sector privado y cuáles creen ellos que deben ser, por ejemplo, los incentivos y sanciones que debemos impulsar para lograr tener una cultura de integridad a nivel nacional”.

Durante la jornada de trabajo también se contó con la exposición del Gerente de Estudios de la CCS, George Lever, quien abordó el impacto económico de la corrupción en nuestro país, y del presidente del Comité de Compliance de la CCS, Sebastián Segovia, quien profundizó en los mecanismos de autorregulación existentes.

Cabe señalar que este encuentro se enmarca dentro de una serie de reuniones que se han organizado desde la SEGPRES para generar una Estrategia Nacional de Integridad Pública con participación de diversos sectores, para convertirla en una herramienta robusta y eficaz en el combate a la corrupción.