fbpx

CCS lanza Manual para ayudar a las empresas Exportar Servicios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El sector creció un 26% en el primer trimestre, y se espera que este instrumento apoye a las empresas en su proceso exportador de servicios, de manera que puedan conocer los aspectos normativos y tributarios que incidirán en su actividad, otorgando así mayor certidumbre y predictibilidad a los envíos de servicios al exterior.

Chile tiene una estructura productiva fuertemente concentrada en el sector servicios, área que explica más del 60% del PIB y sobre el 70% de los trabajadores del país. No obstante, en materia de comercio exterior las exportaciones de servicios no superan el 20% del total.

Adicionalmente, el año pasado -producto de la pandemia- las cifras de la Balanza de Pagos mostraron que las exportaciones de servicios cayeron en más de un 30%, debido en gran parte al fuerte retroceso del rubro viajes. Sin embargo, algunos sectores, tales como los servicios basados en conocimiento, experimentaron variaciones positivas, entre ellos los servicios financieros, telecomunicaciones e informática, cuyas exportaciones crecieron un 8% el año pasado, pese a la pandemia global.

En este contexto, y debido a que en los últimos años el sistema regulatorio y tributario bajo el cual operan las exportaciones de servicios ha experimentado importantes cambios, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) lanzó la tercera versión actualizada del “Manual para el Exportador de Servicios, Aspectos Regulatorios y Tributarios”, el cual fue liderado por secretario ejecutivo del Centro del Comercio Internacional de Servicios de la CCS, Joaquín Piña, y contó con el apoyo del Ministerio de Hacienda, el Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio de Impuestos Internos.

Durante el lanzamiento de Manual, el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez, destacó que “el propósito de este manual es proporcionar una herramienta a un sector al que, por su naturaleza, le es más complejo identificar los beneficios de los acuerdos comerciales suscritos por Chile, dado que no existen aranceles o medidas de frontera a las importaciones, como en el caso del comercio de bienes”.

De acuerdo a Yáñez, “la ampliación de la oferta exportable con foco en los servicios y comercio digital, de la mano de la diversificación de nuestros mercados de destino, es uno de los principales desafíos que tenemos y por el que estamos trabajando para contribuir a la recuperación de la economía”.

Por su parte, Joseph Nehme, coordinador de Facilitación de Comercio y Política Comercial del Ministerio de Hacienda, manifestó que “este manual, que es fruto de una colaboración y un trabajo público privado, ayuda y contribuye mucho al desarrollo de ecosistemas de servicios. Los servicios en una economía moderna son clave y tienen un alto potencial en Chile. Este manual ayuda a dar certeza, incorpora novedades y definiciones que la versión anterior no incluía, y en ella tiene un rol importante en su construcción y revisión junto a la Cámara de Comercio de Santiago, el Comité Público Privado de Exportación de Servicios y, por lo tanto, hoy hay una herramienta que ayuda al mejor tratamiento del sector”.

Según da cuenta la Directora Nacional de ProChile, Lorena Sepúlveda, en el trimestre enero a marzo 2021, las exportaciones del sector servicios presentaron un alza de un 26% en comparación al mismo período del año anterior, lo que significa el mayor crecimiento en casi 2 años. “Estos números demuestran que durante la pandemia el sector ha demostrado una gran resiliencia gracias a la incorporación de más innovación y digitalización de estas empresas en sus modelos de negocios. Justamente son estos los pilares que queremos seguir potenciando y por eso hemos centrado nuestro trabajo en ejes estratégicos como el valor agregado, la innovación, la sostenibilidad, la colaboración y la asociatividad apuntando a la mantención y apertura de nuevos mercados”.

Respecto a cuál debiera ser la estrategia de Chile para los próximos años, considerando que nuestro país es puerto terminal, alejado de los grandes mercados, a juicio Carlos Soublette, gerente general de la CCS el sector servicios es el rubro que debiera estar llamado a tomar la posta, ya que sus prestaciones son independientes de la lejanía geográfica de Chile e incorporan alto valor agregado a nuestros envíos al exterior”. Agregó que “claramente tenemos que seguir fortaleciendo la Alianza Público-Privada en el marco del programa de exportación de servicios del Ministerio de Hacienda, por lo que esta tercera versión del “Manual para el exportador de servicios”, es fruto de los avances en materia regulatoria que se han materializado en el marco del Comité Público-Privado sobre Exportación de Servicios que coordina dicho Ministerio”.

PRINCIPALES ASPECTOS DEL MANUAL

Según explica Joaquín Piña, secretario ejecutivo del Centro del Comercio Internacional de Servicios CCS, el marco jurídico interno de Chile se ha ido adaptando a las necesidades del comercio de servicios actual.  “Muchas veces éste requiere de movimiento de técnicos al exterior, de prestaciones online o en la nube, en las que el cliente se conecta remotamente mediante una clave o algún dispositivo puesto a su disposición por el prestador”.

Por otra parte, aclara, los mecanismos dispuestos por la legislación nacional para hacer frente a la doble tributación internacional han experimentado mejoras relevantes, tanto en términos de incrementos de topes de créditos a utilizar en Chile como de simplificación en la aplicabilidad de dichos créditos contra los impuestos nacionales.

Como respuesta, esta nueva versión del Manual para el Exportador de Servicios pretende continuar siendo una herramienta adicional en la facilitación de las exportaciones de servicios. “Su propósito es apoyar a las empresas de servicios en su proceso exportador, de manera que éstas puedan conocer los aspectos normativos y tributarios que incidirán en su actividad, otorgando así mayor certidumbre y predictibilidad a los “envíos” de servicios al exterior”, explica el autor.

En el documento se exponen los diferentes casos que pueden darse en una exportación de servicios, “ya sea bajo la normativa que regula las operaciones transfronterizas o con desplazamiento de personas y también cuando los servicios se proveen y consumen íntegramente en el exterior. Se exponen también los efectos tributarios que pueden tener cada una de las formas o vías utilizadas para realizar la exportación”.

Por otra parte, el documento vincula los “modos de suministro internacional de servicios” establecidos en el Acuerdo General sobre Comercio Internacional de Servicios de la OMC y los aspectos relativos a los mecanismos para eliminar o aminorar la doble tributación que se encuentra presente en una exportación de éstos. “Para aplicar el Manual el lector deberá, en primer lugar, definir bajo qué modo de suministro de servicios realizará la exportación (transfronterizo, presencia comercial en el país del cliente o con movimiento físico del proveedor al país de destino). Según el modo que elija, podrá conocer el procedimiento para reducir o evitar la doble tributación, ya sea mediante el mecanismo unilateral establecido por nuestro país, o a través de la aplicación de un tratado de doble tributación (TDT)”, concluye Joaquín Piña.

Te invitamos a descargar el “Manual para el Exportador de Servicios, Aspectos Regulatorios y Tributarios” aquí:

También está disponible el lanzamiento en nuestro canal de YouTube: