fbpx

María Teresa Vial: “Si al comercio le dices que puede abrir hoy, pero tal vez la próxima semana o en un mes va a tener que cerrar, es imposible contratar gente ni menos invertir”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
En entrevista con el diario "El Mercurio" la Presidenta de la CCS reconoce que hay un ambiente de incertidumbre, pero también que existe esperanza en que se está saliendo por una vía institucional de la crisis. Sobre la pandemia y las medidas de la autoridad, advierte: 'Necesitamos cierta seguridad de que no vamos a volver a cerrar, independiente de la fase en que estemos'.

EL MERCURIO – “Es un tremendo orgullo asumir este cargo, me llena de honra y estoy muy entusiasmada. Aquí vengo a trabajar”, asegura María Teresa Vial, en su primera entrevista como presidenta de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

La nueva líder del gremio -47 años, casada, cinco hijos- asumió el 28 de julio en reemplazo de Peter Hill, que permaneció en el cargo 17 años, un extenso período que Vial no planea repetir. ‘Como soy abogada, me gusta mirar los estatutos y estos dicen dos años. Yo me proyecto para cumplir ese período’, dice.

María Teresa Vial adelanta que la suya será una presidencia con un compromiso absoluto. ‘Trabajo en varias partes y tengo varios roles, pero decidí que voy a dejar todo para asumir este desafío, incluida mi participación en el estudio jurídico (Gandarillas, Montt & Del Río Abogados) donde soy socia. Aunque no existen inhabilidades, las señales son importantes y yo prefiero hacer las cosas en forma clara. Me voy a dedicar 100% a la Cámara y abocarme profundamente en el trabajo diario’, precisa, aclarando que solo mantendrá el directorio de Enel Generación Chile.

La abogada de la Universidad Católica y Magíster en Derecho de la Empresa de la Universidad de los Andes, llegó a la CCS en 2013, y lo hizo primero como árbitro y mediadora, y luego como consejera del Centro de Arbitraje y Mediación (CAM) de la entidad. En noviembre de 2020 se unió como directora de la Cámara en representación de la empresa Vidrios dell’ Orto.

‘Al unirme al directorio conocí en mayor profundidad el trabajo de la Cámara, me empecé a involucrar e impulsar algunas iniciativas, como el Comité de Apoyo Constitucional. Y me hizo mucho sentido la trayectoria que yo traía para poder trabajar en el gremio y hoy liderarlo. No lo planeé, pero hace todo el sentido con el momento en que estamos viviendo como país y la CCS’, puntualiza.

Plantea que, además de todo lo que implica el rol, quiere poner énfasis en la reactivación del empleo femenino, y ‘visualizar la humanidad del comercio y a sus 2.342 socios, que aunque están todos agrupados en una misma actividad, son todos diversos y queremos mostrarlos a ellos y sus trabajos’.

Anecdóticamente, su llegada a la cabeza del gremio se produce poco más de un siglo después de que su bisabuelo, Rafael Urrejola, asumiera como el primer presidente de la CCS, en 1919. ‘Mis compañeros directores no lo sabían y yo no lo había contado. Él también era abogado de la Universidad Católica, y cuando partió en la Cámara también lo hizo en un período complejo para el país y para los comerciantes, y todo esto también pesó en mi decisión de aceptar este desafío’, reconoce.

-¿Por qué aceptó asumir el liderazgo de la CCS en uno de los momentos más complejos en la historia reciente de Chile?

‘Es precisamente por eso que el cargo es tan atractivo. Soy abogado y siempre he estado ligada a la resolución de conflictos, a la mediación, al arbitraje, a la negociación; y en un momento complejo y donde hay tanto conflicto, este es el desafío perfecto para mí, porque puedo aportar mi lado litigante, que es de firmeza, de convicción y defensa de los intereses del gremio, y unirlo con las herramientas del diálogo y de la escucha activa. Además, en este trabajo colaborativo, tenemos un directorio y un consejo con muchas ganas de aportar activamente, y a eso le vamos a sacar punta’.

-¿Cómo se hace empresa entre tanta incertidumbre?

‘Yo miro el escenario con esperanza. Tenemos que contribuir para crear un ambiente donde se destaquen los avances y no las falencias. Hoy es obligación de todos contribuir. En mi caso, yo estaba en un rol más de espectadora y con un trabajo más privado y silencioso. Nos toca a todos tener un rol más activo para crear un ambiente propicio y tratar los temas con más profundidad. El diálogo requiere mucho más trabajo y en esa tarea estamos llamados todos’.

-¿Le tiene fe a lo que pueda lograr la Convención Constituyente?

‘Sí, le tengo fe. Llevamos un mes, las instalaciones son complejas y ellos tienen un encargo de una parte mayoritaria de este país y podemos sacar una Constitución que nos represente a todos, respete y ojalá profundice las libertades y revise el rol del Estado en ciertas materias. Yo creo que eso es posible’.

-Considerando el ánimo al interior de la Convención, ¿es posible que logren redactar una nueva Carta?

‘Todos estamos expectantes del trabajo de la Convención, y tenemos que contribuir con esperanza a esperar un mejor resultado. Eso es lo mejor para Chile. Llevan un mes y no corresponde todavía hacer evaluaciones. Como en todos los trabajos, va a haber aciertos y también dificultades, y esperamos que saquen una mejor Constitución, con un respaldo mayoritario y que nos represente a todos. No voy a negar que hay un ambiente de incertidumbre, pero también existe esperanza en que se está saliendo por una vía institucional a una crisis que nos golpeó a todos muy fuerte; y que hay confianza en que esta salida va a tener un buen resultado. He conversado con muchos de nuestros socios y socias, y ellos están invirtiendo, porque tienen la misma esperanza y compromiso en trabajar para que así sea’.

‘Me preocupa la normalización de la violencia’
-¿Qué es lo que más le preocupa de la situación que atraviesa hoy Chile?

‘Más que nada, me preocupa la normalización de la violencia, porque es muy dañino y además es un problema que trae aparejadas rupturas y divisiones que no serían buenas en este momento en que necesitamos tranquilidad, diálogo’.

-Según la última encuesta Cadem, Gabriel Boric es el candidato con más votos. ¿Cómo están viendo el proceso electoral en la CCS?

‘Como todos, con expectación. Vamos a trabajar con el candidato que salga elegido. Lo que es permanente es la defensa de los intereses de este gremio, la defensa de las libertades que necesitamos para seguir generando trabajo y la continuidad del trabajo que se ha ido haciendo’.

-¿Entrega mayores garantías y seguridades al sector comercio el que Sichel sea el próximo Presidente de Chile?

‘Tenemos más de 2.300 socios en este gremio y no les hemos preguntado a cada uno a quién prefiere. Nosotros trabajamos con quien corresponda hacerlo’.

-El sector que usted representa ha sido uno de los más afectados por la pandemia. ¿Cómo se sale de la crisis y se reactiva el comercio?

‘Necesitamos trabajar, eso es lo más importante. Las restricciones nos afectaron fuertemente y para poder reactivar, más que ayudas específicas que siempre son muy bienvenidas, necesitamos la seguridad que nos van a permitir mantenernos abiertos y trabajando. Entendemos el plan ‘Paso a paso’ y sus distintas etapas, y sabemos que si llegan nuevas variantes, habrá más restricciones; pero necesitamos cierta seguridad de que no vamos a volver a cerrar, independiente de la fase en que estemos, por supuesto con todas las medidas de resguardo y lo que nos pida la autoridad. Nuestro principal foco es poder tener libertad para volver a abrir, trabajar y poder proyectar esa apertura en el tiempo. Si al comercio le dices que puede abrir hoy, pero tal vez la próxima semana o en un mes va a tener que cerrar, es imposible contratar gente ni menos invertir’.

-¿Cómo evalúa la gestión del Gobierno para contener la pandemia y evitar que la crisis se agudice, y en particular, la labor que ha impulsado el ministro de Economía, Lucas Palacios?

‘Sin duda hay aciertos y equivocaciones. El ministro Palacios ha sido muy activo y yo me quedo con los aciertos, y las equivocaciones -como fue la definición de los bienes esenciales, que nos perjudicó muchísimo, o las cuarentenas muy largas que dejaron de ser efectivas- son aprendizajes. Y esperamos que no vuelvan a repetirse. Si llegan nuevas variantes, si vuelven a elevarse los contagios, hoy partimos de una experiencia que no teníamos. Además, no hay que olvidar que el proceso de vacunación ha sido un ejemplo a nivel mundial, y eso hay que aplaudirlo’.

Estudio del Sernac sobre utilización de patrones oscuros en e-commerce : ‘No compartimos los resultados. Es una muestra muy pequeña’

Como un balde de agua fría cayó al interior de la CCS un estudio que dio a conocer este martes el Sernac. En su informe concluye que en una muestra de 107 empresas que participaron en el CyberDay de noviembre del año pasado, el 64% aplicaba ‘dark patterns’ o patrones oscuros, que no es otra cosa que estrategias para inducir a los consumidores a entregar información, comprar o incluso pagar de más por un servicio.

‘Yo creo que hay confusión respecto de lo que son las buenas prácticas, como por ejemplo el determinar el stock disponible, y el abuso o mal uso de esa herramienta. Ahí hay una confusión y quien tiene que explicar ese informe es el Sernac. Me imagino que la entidad está trabajando en el tema y van a explicar estas conclusiones con algún informe final que incorpore los otros actores que participan en el comercio electrónico’, reflexiona María Teresa Vial.

La nueva mandamás del gremio reconoce que les llamó la atención el informe del ente público, el que estudiaron a fondo y pusieron a disposición de sus socios. ‘No compartimos los resultados. Es una muestra muy pequeña y esperamos el complemento de este informe para poder evaluar. En todo caso, en el último CyberDay la tasa de reclamo que obtuvimos fue de 0,016% de las transacciones’, precisa Vial.

La presidenta de la CCS aclara que el gremio y sus asociados cumplen con un código de buenas prácticas y, además, cuentan con un sistema de resolución de conflictos en línea, utilizando inteligencia artificial, que permite que aquel consumidor que tuvo un problema con su compra pueda recibir una solución mucho más rápida.

En tanto, Walmart, uno de los principales actores del retail local y mundial, anunció hace unas semanas la decisión de no aceptar el pago de tarjetas con provisión de fondos -conocidas como de prepago- aludiendo al alto costo de su utilización.

Al respecto, Vial declina entrar en el debate: ‘Walmart tiene sus políticas internas, sus estrategias, y no me corresponde pronunciarme de sus estrategias ni de su modelo de negocios ni de ninguno de nuestros socios’.

-¿La CCS está a favor o en contra de que los comercios acepten que los clientes puedan pagar con tarjetas de prepago?
-‘Nosotros respetamos la libertad y decisiones de nuestros socios y en esta materia es una decisión propia de cada socio y no nos corresponde pronunciarnos’.